NASEER SHAMMA & GUESTS (IRAK)


naseer shamma festival mantras

boton compra entradas mantras

Naseer Shamma nació en 1963 en la ciudad de Al-Kut, en la confluencia de los ríos Tigris y Eúfrates, al sur de Bagdad. Con solo 5 años de edad descubrió su vocación por el laúd, el instrumento por antonomasia de la música clásica árabe. A los 11 años, un Naseer preadolescente se reveló como un niño prodigio de la música, con su primer concierto. Estudió cinco años en el Conservatorio de Música Árabe de Bagdad, con maestros como As-Sharif Muhyi Addin, Jamil y Munir Bashir o Salman Shukr. En 1985, siendo aún alumnos del conservatorio participó en el Festival de la Música Árabe, celebrado en Francia, donde la crítica francesa le bautizó con el apodo de “El Joven Ziryab” (en referencia al gran músico de Al-Andalus). El “Gran Ziryáb” (Bagdad 789, Córdoba, 857), instruido por los músicos“mosulíes”, era un gran Músico en la Corte de Harun al-Rashidnin; debido a las intrigas palaciegas, fue expulsado de su país natal y se refugió en el Al-Andalus en tierras cordobesas. El “Gran Ziryáb” fundó la primera escuela-conservatorio en la Córdoba de los Omeya y su influencia se extendió pronto por otras ciudades (Sevilla, Granada, Toledo...). La dulzura de sus cantos y la genialidad de sus composiciones, transmitidas de generación en generación, configuran su leyenda.

Existe la creencia generalizada de que fue en Iraq donde nació el laúd, un instrumento que ha viajado a través de países y continentes, un elemento cultural fundamental en la región que abarca desde Oriente Medio hasta Asia. Más allá del Iraq de hoy, la música de Shamma habla de una profunda historia cultural arraigada en tradiciones musicales que en Mesopotamia se remontan a hace 5.000 años. De hecho, las primeras representaciones conocidas del laúd se dibujaron en la ciudad antigua que ahora es Nasiriyah, en Iraq. Shamma destaca hoy en una tradición que siempre ha tenido continuidad y cuyas raíces están ligadas a los orígenes de la civilización.

Naseer Shamma está reconocido mundialmente como uno de los mejores intérpretes de laúd de todos los tiempos y a la vez está considerado como un talento musical único. Naseer Shamma toca el laúd, combinando los viejos métodos con sus propias composiciones originales. Ha construido un laúd de ocho cuerdas según un manuscrito rescatado en Irlanda, del gran científico, músico y filósofo del Islam Abu Nasr Al-Farabi ,célebre teórico de la música del siglo IX. Este nuevo modelo de laúd, de 8 cuerdas en vez de 6, proporciona tonalidades distintas, ideales para los complejos temas que escribe e interpreta Naseer Shamma, donde el amor, la historia y el dolor se funden y se articulan.

Su interpretación musical no solamente se centra en la “Escuela Meditativa” del “laúd iraquí”, que se basa en los “Maqams” (modales de música árabe; los básicos árabes son 8 y los iraquíes llegan a más de 36 “maqams”), sino que también es gran conocedor de las otras dos escuelas: la turca y la egipcia. El “Maqam” iraquí es una forma de filosofía, cuya herramienta es la música y no las palabras. El “Maqam” es un sistema que aglutina los modos musicales árabo-iraníes y turcos; es un término árabe que define la expresión del estado de ánimo, inspiración y espiritualidad; en definitiva, el “lenguaje” que el músico extrae de las cuerdas de su Instrumento Musical. El “Maqam” fue utilizado y practicado por muchos Filósofos, Sabios y Científicos; el Maestro Ziryáb lo adoptó como ciencia y fuente de inspiración en el próspero Al-Andalus, creando con él diversas formas musicales y melódicas. La forma musical del “Maqam” ha sobrevivido a lo largo de los siglos, transmitiéndose de generación en generación.

Naseer Shamma ha profundizado en la Escuela de “Laúd iraquí” siendo conocedor de las escuelas turca y egipcia, así como de la persa y griega. También ha rescatado de los libros del antiguo Irak temas musicales babilónicos y asirios, para llevarlos a nuestra época, en un diálogo con el pasado.

Naseer Shamma, con su “Laúd”, consigue crear una exquisita variedad de registros y tiene una gran capacidad de evocación de otros instrumentos de cuerda; su “Laúd” a veces suena como una “Guitarra Española”, en otros momentos como un “Arpa”, y en otras ocasiones como una “Guitarra Portuguesa”. Su música no es únicamente Árabe (como se podría esperar de un músico iraquí) sino una mezcla de muchas músicas (especialmente mediterráneas).

Después de debutar en su Carrera Profesional, Naseer Shamma comenzó a componer su propia música. En el momento actual, es el instrumentista de “Laúd” más célebre del Mundo. Como intérprete, ha creado una técnica para tocar el “Laúd” (instrumento difícil de tocar) con una sola mano, como aportación y ayuda a los mutilados (amigos y alumnos suyos) víctimas de las dos últimas guerras de Irak. Exiliado político de su país (Irak) desde el año 1993 (con el antiguo régimen de Sadam Husein estuvo a punto de ser ejecutado en 1991), fue Profesor de Laúd durante cinco años (de 1993 a 1998) en el “Conservatorio de Música Árabe de Túnez”, donde se instaló tras su huida de Irak. Después de trasladarse a Túnez, comenzó a recorrer el Mundo dando conciertos para reunir fondos (parte de la recaudación de sus conciertos van a las ONGs que trabajan en Irak) para los niños iraquíes y enviar cargamentos de medicinas. Sólo regresó a su país en una ocasión (durante una semana, en 1977), acompañado de cuarenta Médicos egipcios.

Naseer Shamma está considerado un “guardián cultural” contemporáneo de la herencia musical árabe, y en los últimos años ha abierto varias escuelas de música, denominadas: “Beit al-Oud al-Arabi” (“La Casa Árabe del Laúd”), donde prepara a sus alumnos para convertirlos en Solistas del “Laúd” mostrando, así, otra faceta de su quehacer artístico. En el año 1999 fundó la primera escuela, en la ciudad de El Cairo, en Egipto, y ha abierto otras escuelas en Argel, Abu Dhabi, Doha, Qatar y en Jartum (Sudán). Dice Naseer Shamma: “Los estudiantes salen de las aulas con un equilibrio y una belleza interna que no tenían cuando ingresaron en la escuela”. Y añade: “La música puede romper las barreras y las limitaciones ideológicas, disuelve la cerrazón de las mentes, pero también sirve como un instrumento de resistencia contra la injusticia”. Con el objetivo de promover estas ideas,Naseer Shamma ha creado una Orquesta llamada “Los Mejores Sonidos del Mundo” en la que 20 jóvenes talentos, de 20 países, religiones, y razas distintas, formados en su escuela, recorren el Mundo. “Ahora estamos creando una nueva generación musical ”, explica Shamma. “En los ojos de los jóvenes vemos nuestro futuro. Estamos construyendo paz por medio de la música, manteniendo nuestra cultura”.

En el año 2012 Naseer Shamma ha creado el proyecto “The Global Music Ensemble”. Para este proyecto, este gran Artista se une a Músicos de renombre, procedentes de Italia, España, Puerto Rico, Grecia y Colombia, en un viaje que certifica el poder unificador de la Música. Junto al gran Laudista Naseer Shamma, participan en el proyecto: Niño Josele (un reconocido y famoso Guitarrista español, exponente del “Nuevo Flamenco”),Giovanni Hidalgo (gran Percusionista de Puerto Rico que combina la “Música Latina” con el “Jazz”, con los sonidos de la América Latina y con una gran influencia del “Jazz Fusión”), Vassilis Saleas (el Clarinetista más importante de Grecia y que ha venido trabajando con Vangelisdesde el año 1990), Edmar Castaneda (Compositor colombiano y un gran virtuoso del Arpa) y Cesare Picco (aclamado Pianista italiano que ha trabajado con Michael Buble, Al Jarreau, y Simply Red, entre otros).


Dim lights

 
 
 
 
 

Design by Bambu Software